CONFINAMIENTO

Y así, de un día para otro nos tuvimos que quedar en nuestras casas, sin salir a pasear, sin salir al reencuentro de personas queridas, sin salir a practicar nuestro hobby, sin poder hacer uso de esa libertad a la que tanto estamos acostumbradas.

Lo que si que nos dieron es la posibilidad de descansar, pensar, reflexionar, retomar aquello que nunca hacíamos por falta de tiempo. Nos dieron la posibilidad de  valorar las cosas que son realmente importantes, a pensar mucho en nuestros familiares, en nuestros amigos, a conocer a nuestros vecinos, a emocionarnos con los aplausos de cada tarde a las 20:00h.

Para mi, esto está siendo una bofetada social de humildad, de empatía y de civismo... Valoremos lo que tenemos, que es mucho, empaticemos con los que lo tienen más difícil, ayudemos a los demás, vamos a reencontrarnos con nuestra esencia, con nuestros valores, vamos a mirar hacia adentro, identifiquemos lo que queremos, lo que no queremos y pasemos a la acción. Seguro que esta situación será un punto de inflexión en nuestra manera de actuar, de relacionarnos y de ver la vida.

Volveremos a salir a la calle, pero esta vez con más fuerza, con más empatia y con más conciencia. 

Todo irá bien 🌈

Mucho ánimo y mucha salud 


Una abrazo